miércoles, 11 de marzo de 2015

PARÍS LEGENDARIO!

Tras quedarse con diez e ir dos veces por debajo en el marcador, el París Saint-Germain realizó una auténtica hazaña llevándose un 2-2 de su visita a Stamford Bridge, y clasificándose así para los cuartos de final de la Liga de Campeones de la UEFA.



¡Sencillamente heroico! Al lograr empatar por segunda vez al final de la prórroga, el París Saint-Germain selló su presencia entre los ocho mejores de Europa por tercera temporada consecutiva. Al cabo de un encuentro increíble en el que pasó de todo, Thiago Silva y sus compañeros escribieron una de las páginas más bellas en la historia del club. Y sin embargo, todo se había puesto muy cuesta arriba al principio…



Tras un comienzo de encuentro equilibrado, y en un lance a priori anodino, Ibrahimovic vio la roja directa por lo que el árbitro estimó una entrada peligrosa y a destiempo sobre Oscar (31’). La falta existió, sí, pero la expulsión se antojó muy severa. Virtualmente eliminado, y con diez contra once, el París no tenía ya nada que perder… e incluso estuvo a punto de sorprender a los Blues al contragolpe. Pastore sirvió a Cavani al hueco y el uruguayo, tras plantarse ante Courtois, le regateó y disparó desde un ángulo escorado, pero el balón dio en el poste, coqueteó con la línea de gol y se salió (58’). Pero tras dos nuevas ocasiones para Matuidi (65’) y Pastore (70’), los hombres de Laurent Blanc se dejaron sorprender. Cahill aprovechó un barullo dentro del área tras un córner sacado por Cesc para, desde el punto de penalti, batir a Sirigu con un potente disparo (1-0, 81’). En ese momento, la situación recordaba inevitablemente al desenlace de la pasada campaña…



…salvo que, precisamente la temporada pasada, el Chelsea contaba en sus filas con un tal David Luiz. 143 partidos, 1 Copa de Inglaterra, 1 Liga de Campeones y 1 Liga Europa con los Blues, ¡pero ninguna nostalgia! En un saque de esquina, Lavezzi centró al primer palo y el brasileño, con un testarazo en suspensión, catapultó el esférico al fondo de las mallas (1-1, 86’). El número 32 parisino, que había dicho que si marcaba contra sus ex compañeros no lo celebraría, no pudo reprimir su alegría… ¡A la prórroga!



Thiago Silva se sentía mal. El tiempo pasaba, el pitido final se acercaba y, con ello, la eliminación. Y es que unos minutos antes, Hazard había engañado a Sirigu con un penalti provocado por una mano del brasileño… (2-1, 96’). El París pasó a quemar sus últimos cartuchos en la batalla. En un córner sacado por Lavezzi, Thiago Silva remató de cabeza, pero Courtois desvió el balón con una espléndida estirada (113’). ¡De nuevo córner! Esta vez fue Thiago Motta quien encontró la cabeza de su capitán, ¡que envió el esférico por encima de Courtois, a la escuadra! (2-2, 114’). Los locales no se repusieron del golpe, y el París selló su billete para los cuartos de final de la Champions en un partido que jamás olvidarán todos sus seguidores; empezando por los 2.000 que se desplazaron hasta Stamford Bridge. ¡Una noche legendaria!


(Vincent Guérin - PSG.FR)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada