miércoles, 24 de julio de 2013

Hammarby (0-2) PSG

Con la presencia de Javier Pastore, elegido el mejor jugador del partido, el PSG gano 2-0 ante el Hammarby de Estocolmo.


Gran partido de fútbol entre el Hammarby y el PSG que terminó con la victoria del cuadro parisino. La escuadra sueca llegaba a este difícil compromiso, tras empatar a 0-0 contra el Örgryte el pasado sábado. Por su parte, el PSG venció por la mínima al Rapid de Viena por 1-2 en el último choque de la gira austríaca. La principal novedad del PSG fue Zlatan Ibrahimovic, que jugó su primer partido de la pretemporada como títular en su país.


El partido empezó con la salida en tromba del París Saint Germain, que asumió las riendas del juego en la zona medular. Por su parte, el Hammarby estuvo agazapado atrás y quiso sorprender a los pupilos de Laurent Blanc a través de un contragolpe. El Hammarby generó peligro sobre todo en jugadas a balón parado y en jugadas de contrataque. En el minuto 20, el guión del choque cambió un poco, puesto que el cuadro sueco se despertó y realizó una buena presión a la salida de balón del PSG. Además, el PSG tuvo dificultades para definir en los últimos metros y Zlatan Ibrahimovic hizo una buena labor en la parcela ofensiva, porque aprovechó su envergadura y velocidad para poner en problemas a la zaga del Hammarby.

La primera ocasión del PSG llegaría en el minuto 25, Pastore conectó un disparo desde la frontal del área que impactó en el palo. Antes del descanso, el cuadro parisino no encontró la tecla para romper la férrea defensa del Hammarby, que dispuso de una ocasión mediante un disparo de Rodgers, pero se fue alto.

Tras la reanudación, el PSG salió con otra mentalidad de los vestuarios. En el minuto 50, Clament Chantome encontró el camino del gol, tras quedarse sólo y batir al cancerbero del Hammarby, Hoft, para desnivelar la contienda 0-1. Cinco minutos más tarde, la escuadra de Laurent Blanc marcó el gol de la sentencia para el cuadro parisino. El delantero centro del PSG, Coman, definió al fondo de la red, tras aprovechar un contragolpe iniciado por Javier Pastore para ampliar distancias en el electrónico 0-2.

Tras el gol, el Hammarby empezó a bajar los brazos, pero no descartó crear oportunidades aprovechando la velocidad de los hombres de arriba. En la recta final del partido, el PSG llevó el paso del encuentro y se fue en busca del tercer tanto. En los últimos cinco minutos, el cuadro sueco sacó la casta y el orgullo para intentar meterse en el partido, pero la zaga del París Saint Germain estuvo firme y ordenada.


Fuente:http://www.goal.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario