miércoles, 26 de octubre de 2011

Ponelo al Flaco

Pastore estuvo en el banco y su equipo fue eliminado de la Copa de la Liga de Francia. Kombouaré, el DT, le dio descanso. El PSG ganaba 2-0 pero terminó perdiendo 3-2 y ya quedó afuera del certamen.
La cara de Pastore lo dice todo. Desde el banco vio la eliminación.
Contra el mismo rival que el pasado domingo había ganado para mantener los tres puntos de ventaja en Le Championnat, Paris Sant Germain se enfrentaba por los octavos de final de la Copa de la Liga. El PSG debía visitar al Dijon y Antoine Kombouaré, el DT, decidió darle descaso a sus figuras: Pastore, Gameiro y Nené.

La jugada parecía perfecta porque a los 16 minutos y a los 20 llegaron goles de Bahebeck y de Erdinc para que los parisinos tuvieran una destacble ventaja. Pero el equipo se durmió y en 120 segundos el encuentro estaba igualado: A los 30', Sankhare (de penal) y a los 32', Berenguer. Encima, a los quince de la segunda parte llegó otro penal para el Dijon, que Jovial transformó por gol.

Con la necesidad de ir a buscar el resultad ¿entró Pastore? No, las otras dos figuras fueron las que ingresaron a falta de veinte minutos, pero el Flaco quedó en el banco. Así, el resultado no se modificó ante el equipo recién ascendido que marcha decimotercero en el certamen local y PSG quedó eliminado de la Copa de la Liga. Ahora, al equipo de Paris le queda el torneo doméstico, del que es puntero, y la Europa League. La próxima, ponelo a Pastore.

ole

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada