martes, 4 de octubre de 2011

"Hay que dejar atrás los fracasos"

Javier Pastore llegó al país disfrutando de su presente en el PSG e intentando olvidar el pasado mundialista y de Copa América. “Perdimos dos competiciones muy importantes, donde esperábamos mucho más. Pero ya hay que pensar en Eliminatorias”, dijo en Ezeiza.



¿Quién pudiera transformar un presente próspero en futuro? ¿Quién pudiera, muchas veces, borrar los baches del pasado? Javier Pastore llegó al país con ese par de conceptos en la cabeza. El hoy le sonríe, y no sólo por una nueva convocatoria para la Selección, motivo que lo hizo abandonar Francia. Puntero con el PSG, el club parisino que le pagó al Palermo italiano 43 millones de euros por su ficha, el cordobés quiere más. Pero vestido de celeste y blanco.

“Tenemos que demostrar en la Selección lo que estamos haciendo en nuestros clubes”, dijo apenas pisó el Aeropuerto Ministro Pistarini (llegó en el mismo vuelo que Carlos Tevez, no convocado) metiéndose en el viejo intríngulis de por qué algunos rinden ‘allá’ y después nada pasa por ‘acá’. A propósito, comentó en Ezeiza acerca de un posible dueto con Messi. “Por ahí se escuchan muchas cosas. Pero es el técnico el que decide quien juega y tenemos que dar siempre al máximo. Si me toca jugar con Leo, o con cualquier otro, estaré muy orgulloso”, agregó.

Su llegada al país, vale recordar, ocurre en el contexto de la primera convocatoria para las Eliminatorias rumbo a Brasil 2014 y después de dos grandes cachetazos para el cordobés: el adiós prematuro en el Mundial de Sudáfrica y la Copa América en nuestro país. “Hay que dejar atrás los fracasos. Perdimos dos competiciones muy importantes donde esperábamos mucho más, pero ahora hay que pensar en las Eliminatorias. Arrancamos con Chile y Venezuela, dos partidos complicados. Tenemos que estar al 100% a la espera de lo que nos pida Sabella”, dijo en la previa de un largo torneo que otorga cuatro plazas para la próxima Copa del Mundo y un repechaje para el 5° (y donde no participa Brasil, por ser el país organizador).

“No se puede explicar lo que significa estar en la Selección cuando pisás una cancha. A mi siempre me dijeron que los partidos de Eliminatorias son siempre complicados y cerrados. Chile es complicado, como todos. Juegan bien. Por eso, puede ser que haya espacios y eso nos favorece por la calidad de jugadores que tenemos. Si hacemos el juego que queremos, podremos ganar los cuatro partidos del año”, cerró Pastore.

ole

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada